La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, con el objetivo de que el valor de los productos, los materiales y los recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos. Se trata de implementar una nueva economía circular -no lineal- basada en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

Como estrategia, la economía circular tiene por objetivo reducir tanto la entrada los materiales como la producción de desechos, cerrando los «bucles» o flujos económicos y ecológicos de los recursos.